ALIMENTACIN EN EL ENFERMO TERMINAL

Cuidadospalitivos

ALIMENTACIN EN EL ENFERMO TERMINAL

26/03/2008 -  Documento que describe los objetivos y modalidades del soporte nutricional en el enfermo terminal, asi como las sugerencias nutricionales especficas para el alivio de los sntomas producidos en esta fase de la enfermedad.

 

 

 

 

                                                        LA ALIMENTACIÓN EN EL ENFERMO TERMINAL

 

 

 

Índice           

 

1.- Síndrome anorexia-caquexia       

 

1.1. Alteraciones metabólicas.

 

1.2. Secreción de sustancias caquectizantes.

 

1.3. Alteraciones hormonales.

 


2.- Objetivos del soporte nutricional      

 

3.- Modalidades de soporte nutricional     

 

3.1. Alimentación tradicional
3.2. Alimentación básica adaptada
3.3. Nutrición artificial

 

4.- Sugerencias nutricionales generales

 

5.- Sugerencias nutricionales específicas en el alivio síntomas

 

5.1.     Anorexia
5.2.     Alteraciones del sabor o disgeusia
5.3.     Xerostomía o sequedad de boca
5.4.     Úlceras en la boca o aftas
5.5.     Naúseas y vómitos
5.6.     Estreñimiento
5.7.     Diarrea
5.8.     Disfagia

 


Bibliografía

 

 

 

                                                     La alimentación en el enfermo terminal 

 

 

 

La alimentación no es sólo una fuente de nutrientes, sino que tiene un importante significado personal, social y cultural y como símbolo de salud y placer, es uno de los motivos más frecuentes de preocupación y sufrimiento en los pacientes y sus familiares.

 

Además para la familia la comida es uno de los medios más importantes que tienen para expresar afecto al ser querido y uno de los instrumentos más eficaces para sentirse útiles en el cuidado del paciente con cáncer avanzado

 

 

 

1.- Síndrome anorexia-caquexia       

 


La anorexia o pérdida de apetito es muy común en los pacientes con cáncer en situación terminal. Con frecuencia rechazan determinados alimentos por su sabor, olor, porque les cuesta masticar y tragar o simplemente por falta de apetito, cansancio y dificultad para digerirlos adecuadamente.

 

En los momentos iniciales de la enfermedad puede afectar al 25% de los pacientes y prácticamente el 80%  tienen transtornos del apetito en la fase terminal.

 

La caquexia cancerosa es un síndrome multiorgánico caracterizado por la presencia de anorexia, astenia, malestar general y adelgazamiento con pérdida progresiva de los tejidos corporales, lo que conduce a una insuficiencia progresiva de las funciones vitales.

 

En la caquexia  aparte de producirse una marcada pérdida de peso, se dan una serie de cambios en la composición corporal como pérdida de masa muscular y atrofia importante del tejido celular subcutáneo, lo cual provocará debilidad y un cierto grado de letargo.

 

El grado de caquexia se correlaciona inversamente con el tiempo de supervivencia, estando asociada con una mediana de supervivencia menor, una peor respuesta al tratamiento antineoplásico y un peor estado general del paciente que implica un peor pronóstico. ( 1)

 

Su causa es multifactorial, desde un descenso en la ingesta de nutrientes, transtornos sintomáticos producidos por tratamientos antineoplásicos ( cirugía, quimioterapia, radioterapia) y sobre todo en enfermos terminales como consecuencia de anormalidades metabólicas y hormonales producidas por el tumor y que podemos resumir a continuación.

 

 

 

1.1. Alteraciones metabólicas:

 

- Aumento del gasto energético basal, produciéndose un claro desequilibrio entre el aporte energético consumido y el gasto.

 

Alteraciones en los hidratos de carbono:

 

• Intolerancia a la glucosa: puede ser por una disminución de la secreción de insulina  o un aumento de la resistencia a la hormona en tejidos periféricos como el músculo esquelético y el tejido adiposo.

 

• Gluconeogénesis aumentada a expensas de aminoácidos musculares. Aumento de la  glucólisis anaerobia en el tumor que produce un aumento de lactato, metabolito que es liberado a la circulación y   posteriormente  transformado de nuevo en glucosa  en el hígado mediante el ciclo de Cori lo cual produce un alto gasto energético.
                    
- Alteraciones en los lípidos:

 

• Lipólisis aumentada en el tejido adiposo subcutáneo, lo cual hace que por la degradación de los triglicéridos, se libere glicerol (que será captado por el hígado para sintetizar glucosa) y ácidos grasos, cuyos niveles circulantes en sangre aumentarán. Se inhibe selectivamente la enzima lipoproteinlipasa (LPL),por lo que se bloquea la entrada de triglicéridos en el tejido adiposo y  propicia un aumento de los niveles de triacilgliceroles circulantes en sangre.

 

• Lipogénesis reducida, lo cual contribuye más a la deplección de la masa adiposa del paciente caquéctico.
                      
- Alteraciones en las proteínas:

 

• Reducción en la síntesis de proteínas

 

• Aumento de la proteolisis ( sobre todo de aminoácidos ramificados) ,por un aumento en la actividad de los sistemas proteolíticos, y por la presencia de sustancias caquectizantes (PIF)

 


1.2. Secreción de sustancias caquectizantes:

 

Moléculas que directa o indirectamente, son responsables de estos cambios metabólicos glucídicos, lipídicos y proteicos ya comentados.

 


- Citoquinas proinflamatorias:

 

Son un grupo de proteínas de bajo peso molecular producidas en respuesta a la agresión tumoral. Las mejor conocidas son TNF (factor de necrosis tumoral), Interferon gamma, Interleucina 1, Interleucina 6. Muchas citoquinas, en particular IL-1 y TNF contribuyen en la aparición de anorexia.

 

- Factor inductor de proteolisis (PIF):

 

Sustancia segregada por el propio tumor, presente en la orina de los pacientes con caquexia cancerosa  y que activa la degradación de proteínas musculares a la vez que disminuye la síntesis proteica a nivel muscular.

 

1.3. Alteraciones hormonales:

 

- Disminución de la producción y liberación de insulina ( hormona anabólica)

 

- Aumento de las concentraciones de catecolaminas, glucocorticoides y glucagón, lo cual contribuye a un mayor estado catabólico.

 

 

 

La presencia de anorexia y la consecuente malnutrición energético-proteica que se produce en la caquexia, puede afectar a muchos aspectos de la condición clínica y emocional del paciente, influyendo en el deterioro de su calidad de vida ya que provoca una debilidad generalizada, dificultad para la movilización y en definitiva alteraciones en sus hábitos de vida..Todo ello unido a la incapacidad para realizar una alimentación normal constituyen una fuente de preocupación fundamental en el paciente.

 

 

 


2.- Objetivos del soporte nutricional      

 

 

 

Al final de la vida es común que los pacientes presenten síntomas como la pérdida de peso, debilidad, anorexia y astenia; los pacientes van dejando de comer y de beber, lo que causa una gran ansiedad en los familiares, ya que el proveer comida y bebida está fuertemente relacionado con la idea de un cuidado adecuado.

 

Por ello, tendremos que emplear mucho tiempo y paciencia para convencer a los familiares de que ese deterioro que presenta el enfermo es como consecuencia de la situación avanzada de la enfermedad y no porque la alimentación sea insuficiente.

 

No debemos forzar al enfermo a comer más de lo que le apetece porque puede generar mucho malestar y ansiedad en el mismo, provocarle naúseas, vómitos e incluso sentimientos de culpa.
 
Objetivo general: mantener el placer y la satisfacción proporcionada por la ingesta oral, intentando favorecer la adaptación del enfermo y la familia a dicha situación.

 

Objetivos específicos:

 

  •  Controlar los síntomas más comunes que afectan a la alimentación: xerostomía, vómitos, diarrea,   estreñimiento.
  •  Procurar un buen estado de la boca, limpia e hidratada.
  •  Ofrecer los alimentos preferidos del paciente.

 

 

3.- Modalidades de soporte nutricional     

 

 

 

En los pacientes con cáncer terminal nuestro objetivo desde el punto de vista nutricional será realizar unas recomendaciones dietéticas para poder controlar los síntomas que puedan aparecer en relación a su ingesta y con ello proporcionarle mayor sensación de bienestar y mejorar su estado funcional, dentro de lo posible. Por lo tanto debemos ajustar las medidas de soporte nutricional de acuerdo con las expectativas de respuesta y supervivencia del paciente.
 
En el  paciente con cáncer avanzado aunque la forma más común de alimentación es la  alimentación oral, mediante comida natural, tradicional, también nos podemos encontrar con otras modalidades de soporte nutricional tales como nutrición enteral que debemos conocer.

 


3.1. Alimentación tradicional

 

Es la vía de alimentación más utilizada en pacientes terminales, ya que el soporte nutricional a través de nutrición enteral y sobre todo parenteral como medida paliativa en pacientes terminales con cáncer está raramente indicado.

 

Debemos de individualizar los consejos dietéticos, es decir,  adaptar la alimentación tradicional a diversos problemas como anorexia, disgeusia, xerostomía, disfagia, naúseas y vómitos, diarrea o estreñimiento .

 


3.2. Alimentación básica adaptada

 

Es toda alimentación modificada para hacerla apta a las distintas condiciones clínicas, facilitando la ingesta en personas que tienen dificultades para hacerlo, por  problemas de disfagia, alteraciones neuromusculares de la deglución, transtornos malabsortivos e insuficiencias orgánicas para lo cual podemos considerar su utilización.

 

La disfagia es un transtorno de la deglución que se caracteriza por una dificultad en la preparación oral del bolo y/o en el desplazamiento del alimento  (sólidos  y/o líquidos) desde la boca hasta el estómago.

 

Es un problema frecuente en algunos tipos de cáncer  (cabeza y cuello) y en los últimos días o semanas de vida del enfermo terminal. Por ello, dependiendo de la causa y/o tipo de disfagia podemos desarrollar un plan dietético específico, de forma que hay que adaptar el volumen y/o la viscosidad de los sólidos y/o líquidos.

 

La alimentación básica adaptada son preparados nutricionales adaptados a las necesidades del paciente con disfagia, con texturas adecuadas y homogéneas y elevado valor nutricional.

 

La ABA comprende tres familias de productos:

 

a) Dietas trituradas: son alimentos que cubren los requerimientos de los pacientes en productos con una consistencia modificada, ejemplo para pacientes con dificultad  en la deglución de sólidos

 

b) Modificadores de textura: algunos pacientes con disfagia tienden a tolerar mejor los alimentos líquidos (si la causa es mecánica, ejemplo por estenosis tumoral), o sólidos (si la causa es un problema neuromuscular). Los productos modificadores de textura adaptan los alimentos al tipo de disfagia del paciente dándoles diferente consistencia. Son los espesantes, agua gelificadas y bebidas espesada.

 

c) Enriquecedores de la dieta: son productos que aportan nutrientes carenciales o con riesgo de ser deficitarios. Se pueden clasificar en alimentos completos y módulos de nutrientes (carbohidratos,lípidos, proteínas, vitaminas o minerales)
  

 

3.3. Nutrición artificial     
- Suplementos nutricionales:

 

El uso de suplementos nutricionales es controvertido ya que en muchas ocasiones se prescriben a petición del enfermo y sobre todo del cuidador para disminuir la ansiedad que les produce la anorexia y consecuentemente la disminución de la ingesta por parte del paciente.

 

El consumo de dichos suplementos en algunos casos pueden disminuir el apetito para las comidas regulares y terminar por cansar al enfermo. Pueden ser útiles en pacientes con dificultad para la ingesta de sólidos y que mantengan el apetito.

 

Los suplementos más utilizados para los pacientes son suplementos con  elevada densidad en energética (> 1,5 kcal/ml ) e hiperproteicos y han de administrarse de forma que no disminuya el apetito del paciente a la hora de las comidas principales, por lo que puede resultar útil tomarlos entre ellas y antes de acostarse.

 


- Nutrición enteral

 

Consiste  en la administración de nutrientes por vía digestiva ya sea a través de sondas nasoentéricas, cateteres de ostomías o combinando la vía oral con las anteriores.

 

Podemos encontrar este tipo de soporte nutricional en pacientes con cáncer de cabeza y cuello y esófago con una obstrucción mecánica y consecuentemente incapacidad para la ingesta oral, por la presencia del tumor. En función de la localización de la obstrucción y de la duración prevista se optarán por sondas nasogástricas, de gastrostomía o yeyunostomía

 

Las ostomías: gastrostomías y yeyunostomías son accesos percutáneos  directos a un tramo del tubo digestivo.para pacientes en los que se prevee que la nutrición se vaya a prolongar más de 6 u 8 semanas, y por supuesto con un intestino funcionante.

 

A través de las vías de nutrición enteral se pueden administrar varios tipos de fórmulas, clasificables en:

 

• Poliméricas: (macronutrientes en forma de polímeros) con o sin fibra: Pueden ser normoproteicos(< 20% de la energía en forma de proteínas), hiperproteicos ( >20% ) o energéticas ( > 1,5 kcal/ml). Todas ellas pueden contener o no fibra.

 

• Oligoméricas: (macronutrientes en forma de polímeros poco complejos o monómeros); poseen mayor osmolaridad de promedio que las poliméricas y se suelen administrar directamente a yeyuno, por lo que se suelen utilizar en infusión continua.

 

• Especiales: para patologías específicas, como cáncer, insuficiencia renal o hepática, diabetes.

 


- Nutrición parenteral

 

Su uso ha de estar necesariamente limitado a pacientes muy seleccionados,     pacientes terminales con fracaso intestinal, siempre que se prevea una supervivencia superior a dos meses, y se piense con ello favorecer la calidad de vida del paciente.

 

 

 

4.- Sugerencias nutricionales generales

 

Horario:
- El enfermo puede comer realmente a las horas que le apetezca, sin horarios estrictos.
- Generalmente los enfermos suelen tolerar mejor las comidas por la mañana. El desayuno es una de las tomas que mejor realizan a lo largo del día.

 

Volumen:
- Las pequeñas cantidades se toleran mejor, para disminuir la sensación de plenitud gástrica.
- Se pueden ofrecer preparados de aportes calóricos concentrados de fácil digestión.

 

Clima favorable:
- Ambiente de tranquilidad y tiempo suficiente para comer.
- Respetar el cansancio
- Compañía agradable
- Evitar olores desagradables y promover aromas agradables.
- Realizar higiene bucal previa a la ingesta mediante productos refrescantes

 

La presentación y preparación de los platos.
- Debe respetar las apetencias del paciente
- No hay alimentos prohibidos
- Los alimentos fríos despiden menos olor que los calientes y son más refrescantes.
- Para enmascarar sabores se pueden utilizar adobos, condimentos, salsas, o bien la inclusión de gelatinas.
- Las cocciones sencillas bien condimentadas, como horno, papillote, hervido, vapor o escalfado, suelen ser bien toleradas. En cambio, los fritos, rebozados, y estofados, suelen ser causa de plenitud precoz.
- Las preparaciones de consistencia blanda o los triturados pueden ser útiles para los pacientes muy asténicos

 

 

 


5.- Sugerencias nutricionales específicas en el alivio síntomas

 


• Anorexia 
• Alteraciones del gusto
• Xerostomía
• Úlceras en la boca o aftas
• Naúseas y vómitos
• Estreñimiento
• Diarrea
• Disfagia

 

 

 

5.1. Anorexia

 

Si no tiene apetito, o se siente lleno al poco tiempo de empezar a comer:

 

  •  Realizar comidas de pequeño volumen y si le apetece, más veces al día
  •  Generalmente el desayuno es la comida que mejor realizan al día ya que están menos cansados, tienen el estómago menos lleno.. Por lo tanto, se le puede ofrecer más cantidad de comida y variada a ese momento del día.
  •  Tomar preferentemente los alimentos que más le apetezcan (con frecuencia son los lácteos y derivados: yogures, batidos, helados)
  •  Cuidar la presentación de los platos, un plato que “ entre por el ojo” invita a comerlo. Si la situación del enfermo lo permite, que coma acompañado.
  •  Utilizar cocciones poco grasas, ya que son más fáciles de digerir y reducen la sensación de plenitud.
  •  Evitar los olores fuertes que puedan resultar desagradables.
  •  Es preferible que las comidas estén templadas o frías.
  •  Es imprescindible que el enfermo tenga la boca lo más limpia posible. Higiene bucal 2-3 veces al día, preferiblemente después de las comidas.
  •  Si el médico, enfermera o nutricionista recomiendan un suplemento nutricional, generalmente deberán ser hipercalóricos e hiperproteicos y preferiblemente consumidos entre las comidas principales.


5.2. Alteraciones del sabor o disgeusia

 

Los cambios en el gusto o la alteración en la percepción de sabores es relativamente frecuente en estos enfermos, concretamente la sensación de sabor metálico y la aversión a las carnes rojas, lo cual deteriora de manera importante la calidad de sus comidas, y por lo tanto su bienestar.

 

Un tercio de los pacientes tienen transtornos en la percepción del dulce, mientras que los sabores amargos o salados se afectan menos .

 

 Si “no  saben a nada” los alimentos, utilizar :

 

  •  Hierbas aromáticas: orégano, romero, albahaca, menta, tomillo, laurel, hinojo, mejorana..en las carnes y  pescados
     Jamón, panceta, cebolla.. en las verduras, pastas, arroz, patatas, sopas
     Tomar zumo de naranja o de limón, té de menta con limón.
     Poner más azúcar o sal a las comidas si no están limitados

 Si no soporta las carnes rojas:

 

  •  Probar a tomarlas maceradas previamente con fruta o vino dulce o con salsas hechas con estos alimentos
     Elegir preferentemente pescados y carnes blancas (aves), huevos, quesos o leche.
     Té de menta con limón ayuda a suprimir el sabor a metálico.

 Evitar otros alimentos fuertes en sabor: café, coliflor, cebolla, vinagretas, ajo

 

 Es preferible tomar los alimentos fríos o templados

 

 Cocinar con gelatina permite mezclar alimentos, tomarlos fríos y enmascarar su sabor

 

 Higiene bucal 2-3 veces al día, preferiblemente después de las comidas.

 


5.3. Xerostomía o sequedad de boca

 

Una boca limpia y fresca es importantísimo para conseguir que el enfermo disfrute de la comida, pueda saborear los alimentos y no aparezcan infecciones bucales.

 

La boca seca es uno de los problemas más frecuentes que presentan los pacientes (por múltiples causas, sobre todo medicamentosas:opioides, anticolinérgicos, …) y repercute significativamente a la hora de comer.

 

 ¿Qué trucos se pueden realizar antes de las comidas para aliviar la sequedad de boca?

 

  •   Higiene de la boca al menos 3 veces al día.
  •   Mantener los labios hidratados.
  •   Beber líquidos sin azúcar, a pequeños sorbos
  •   Fruta fría, chicles sin azúcar, caramelos de limón, infusiones con limón (manzanilla,té...)
  •   Masticar o chupar trocitos de piña natural
  •   Utilizar sprays comerciales, bastoncillos de limón....para humidificar la boca
  •   Ingerir comidas caldosas, suaves y con salsas ( salsas hechas con el jugo de mantequilla o margarina)
  •   Tomar alimentos líquidos o blandos: flan,helado,sopas,guisados,zumos..
  •   Evitar alimentos aceitosos y espesos.
  •   Enjuagues antes de las comidas con zumo de limón
  •   Tomar pequeños sorbos de agua durante la comida.


5.4. Úlceras en la boca o aftas

 

Es una molestia que puede afectar al  bienestar o confort del enfemo porque dificulta la masticación y deglución de las comidas.

 

  •  Consumir alimentos blandos, en forma de puré o líquidos
  •  Fraccionar las comidas en tomas pequeñas y frecuentes.

 Evitar:

 

  •   alimentos secos (que se pegan al paladar) como tostadas, frutos secos..
      especias fuertes( pimienta, pimentón)
      sabores ácidos ( limón, vinagre)
      bebidas alcohólicas, cigarrillos

 Usar salsas, nata, mantequilla, gelatina para conseguir la consistencia deseada y una mejora de la deglución de los alimentos..

 

 Hacer enjuagues con miel diluida en agua o con infusiones de tomillo, salvia, manzanilla, bicarbonato

 

 Utilizar una pajita para beber los líquidos

 

 Antes de las comidas, enjuagarse con agua fría o hielo picado para producir un efecto anestésico local en la zona periulcerar.

 

 Valorar la utilización de anestésicos locales como lidocaína viscosa al 2% o cicatrizantes como el ácido hialurónico

 


5.5. Naúseas y vómitos

 

Son problemas muy desagradables para el enfermo, durante los cuales no es nada aconsejable obligarle o forzarle a comer. Es mejor que coma pequeñas cantidades y cuando a él le apetezca o lo pida.

 

 Tomar :
        - Alimentos secos, poco aceitosos, como galletas, tostadas..

 

        - Consumir alimentos de fácil digestión ( poca grasa, poca fibra..)

 

        - Los líquidos fríos o helados generalmente sientan mejor

 

  Evitar:

 

        - Los alimentos lácteos, productos ácidos y zumos de frutas ácidas, si no los tolera.

 

        - Fritos, salsas y aderezos con vinagre.

 

        - Los olores fuertes y desagradables como olores de cocina, tabaco o perfumes.

 

 Cocinar preferentemente al vapor y las carnes y pescados a la plancha.

 

 Mantener una temperatura agradable y con gran cantidad de aire fresco

 

 Descansar después de comer, en posición sentada durante una hora aproximadamente.

 

 Evitar el estreñimiento y la impactación fecal.

 

 Es muy importante realizar una buena higiene de la boca para eliminar sabores desagradables.

 

 

 

5.6. Estreñimiento

 

Es uno de los problemas más frecuentes en los pacientes con cáncer avanzado, por muchas causas, principalmente medicamentosas.                          

 

Si el estreñimiento (a pesar de la dieta y líquidos) persiste, valorar la prescripción de laxantes para facilitar la deposición, sobre todo si el enfermo está con tratamiento opioide.

 

Si hace deposiciones poco frecuentes ( menos de 2  o 3 veces por semana) duras y secas, se recomienda:

 

  •  Si puede andar o moverse sin dificultad, le aconsejaremos que realice ejercicio físico a diario como salir a pasear.
  •  Consumir alimentos ( ricos en fibra) que favorecen el tránsito intestinal, dentro de las apetencias que tenga y sólo si el enfermo puede beber abundante líquido, hacer algo de ejercicio físico y no está con tratamiento opioide. Si no fuera el caso, aconsejaríamos aporte normal de fibra.

 Alimentos con alto contenido en fibra son:

 

  • Pan, legumbres  y cereales integrales , salvado de trigo.
  • Frutas y verduras en general
  • Tomar la fruta fresca y con piel preferentemente, también se puede preparar en compota, macedonia o al horno.
  • Tomar purés de verduras, legumbres y frutas sin colar

 Ofrecer líquidos abundantes para beber  siempre que sea posible (6-8 vasos de agua) entre ellos zumo de naranja, jugo de ciruelas.

 

 Utilizar aceite de oliva virgen para cocinar y aliñar.

 

 Crear un ambiente íntimo y cómodo. Es preferible que haga deposición en el baño, dejándole sólo, con tiempo. Si no puede levantarse de la cama, buscar la posición  más cómoda posible

 

 

 

5.7. Diarrea

 

Es un síntoma menos frecuente que el estreñimiento pero conviene vigilar su intensidad y duración por el riesgo de deshidratación que ocasiona.

 

Aparte de limpiar e hidratar abundantemente la piel humedecida por la diarrea, conviene seguir unos consejos para corregirla lo antes posible:

 

  •  Averiguar la causa que ha originado la diarrea ( abuso de laxantes, infecciosa, quimioterapia, radioterapia…).
  •  Beber abundante líquido a temperatura ambiente a lo largo del día  (solución de rehidratación oral, limonada alcalina, bebidas isotónicas)
  •  Comer poca cantidad de alimento varias veces al día

 En general evitar :

 

  •   comidas muy grasientas (aguacates, carne y pescado graso, productos de pastelería).
  •   alimentos ricos en fibra (colar purés de verduras y legumbres)
  •   bebidas con lactosa (leche y derivados especialmente quesos grasos) durante el tiempo que dure la  diarrea.

  Cocinar al vapor o hervido, al horno, a la parrilla, al papillote o a la plancha.

 

  Consumir alimentos ricos en potasio: plátano, melón, zanahoria..

 

  Si la leche es el único alimento que le produce diarrea y dolor, suprimirla durante el tiempo que dure la diarrea y posteriormente probar tolerancia al yogur y al queso fresco y poco graso

 

Alimentos aconsejados:

 

  •   Líquidos: caldos desgrasados y ligeros
  •   Zumos sin pulpa y poco azucarados: manzana, zanahoria, que deben tomarse sin mezclar y diluidos en agua.

 Si se han tolerado los líquidos, empezar la dieta con alimentos fáciles de digerir :

 

  •  Puré de manzana, arroz o pasta hervidos, plátano, pescado blanco o pollo hervido, jamón cocido, papillas de harina de arroz o de manzana ( hechas con agua o con leche sin lactosa), plátano maduro y aplastado o manzana sin piel ( en puré o rallada)
  •  Añadir otros alimentos según tolerancia: membrillo, fruta cocida, galletas María, tortilla francesa con poco aceite, patatas cocidas o en puré..

 Consumir de forma moderada azúcar y sal.

 

Alimentos desaconsejados:

 

  •   Evitar condimentos irritantes como pimienta, pimentón
  •   Evitar consumir alimentos que producen flatulencia como la col, coliflor, rábanos, pepinos, pimientos..
  •   Evitar café, chocolate y bebidas alcohólicas y con gas.

 

 

5.8. Disfagia

 

La dificultad para tragar puede ser producida por el propio tumor (cáncer de ORL y esófago) que imposibilita el paso de los alimentos, o por la debilidad del enfermo propia de las últimas semanas de vida, entre otras causas.

 

Los objetivos dietéticos a considerar en el enfermo con disfagia son:

 

  • Adaptar la textura de los alimentos y líquidos
  • Administrar los alimentos y líquidos a volúmenes bajos

Los niveles de consistencia que podemos manejar son:

 

  •   Viscosidad baja/líquido (agua,café,leche..)
  •   Viscosidad media/néctar ( zumo de melocotón o tomate, yogurt líquido..)
  •   Viscosidad alta/pudding ( flan, gelatina..)

Consejos dietéticos:

 

  •   Realizar comidas pequeñas y frecuentes si el enfermo puede.
  •   Beber abundante agua para facilitar la deglución.
  •   Tomar alimentos que requieran poca masticación y se traguen fácilmente:
  •   Ablandar alimentos sólidos añadiendo líquidos (leche o salsas) para conseguir texturas suaves
  •   Alimentos  preferentemente cocidos, troceados o en puré, tratando de conseguir texturas uniformes.

  Evitar:

 

  •   Alimentos que se desmenuzan en la boca, ya que dificultan la formación de un bolo homogéneo.
  •   No se deben incluir diferentes consistencias en el mismo plato (ejemplo sopa de fideos) ya que favorece el atragantamiento.
  •   Comidas irritantes: alimentos ácidos, picantes, secos, calientes o muy fríos.
  •   Alimentos duros o ásperos, ni fritos, a la plancha o al horno.
  •   No alimentos con piel
  •   No bebidas alcohólicas y bebidas con gas

 En caso de dificultad para tragar líquidos:

 

  •   Tomar líquidos de consistencia semisólida: yogur, frutas en purés, cremas...
  •   Espesar líquidos con maizena, puré de patata...
  •   Existen también espesantes comerciales para añadir a cualquier tipo de líquidos: agua, leche… de sabor neutro o naranja

 La mejor posición para comer es con los pies apoyados en el suelo y con el cuerpo casi recto. Si el paciente debe quedar tendido en la cama durante la comida, hay que utilizar almohadas para apoyar y sostenerle de forma que permanezca lo más sentado posible.

 

 Buena higiene bucal, al menos 3 veces al día, principalmente después de las comidas.

 

 

 

 

 

Bibliografía          

 


1. Bruera E. ABC of palliative care: Anorexia, Caquexia, and nutrition.

 

2. Casas Ana Mª et cols. Guía anorexia caquexia. Sociedad Española de Oncología Médica.2005

 

3. Argilés Josep Maria. Nutrición y cáncer. Editorial Closa. 2005

 

4. León Miguel, Celaya Sebastián. Manual de recomendaciones nutricionales al alta hospitalaria. 2001

 

5. Löser Christian, Keymling Michael. Práctica de Nutrición Enteral. Ed Masson 2002.

 

6. Gómez Sancho Marcos et cols. Medicina Paliativa en la Cultura Latina. Ed Arán.1999

 

7. De Cáceres Zurita  Mª Luisa, Ruiz Mata Francisca, Seguí Palmer Miguel Angel. Recetas de cocina y de autoayuda para el enfermo oncológico. 2ª Edición 2004.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver

Grupo de trabajo de Cuidados Paliativos
de la sociedad de Medicina Familiar
y Comunitaria de Castilla y Len.
Mail del portal

Anobium Gestin de contenidos Cubo Diseo